Absolutamente Indispensable

viaadmin Edición Actual, Español

¿Sabía usted que casi el 70% del planeta Tierra es agua?

absolutamente-indispensableSin embargo, 780 millones de personas en el mundo no tienen a su alcance agua potable.

El agua es el recurso natural más importante que existe. No hay ningún organismo que pueda vivir sin ella. Algunos necesitan más agua que otros, pero absolutamente todos la necesitan para vivir. Por ejemplo, un camello puede tomar hasta 200 litros de agua en tres minutos y sobrevivir unos seis o siete meses sin beberla. En cambio, un ser humano saludable puede tomar casi doce litros de agua en un día, pero no puede vivir más de una semana sin ella en un clima agradable.

Usted necesita el agua para vivir. Cerca del 60% de su cuerpo está compuesto por agua e incluso el 75% de su cerebro ¡es agua también! Su cuerpo usa el agua para transportar nutrientes a las células, para eliminar desechos, para lubricar sus articulaciones, para regular su temperatura corporal y para ayudar a su metabolismo, entre otras cosas.

Aparte de ser vital para las funciones de nuestro cuerpo, necesitamos el agua en muchas otras maneras también. Sin ella no podríamos cultivar alimentos ni criar animales; tampoco podríamos lavar la ropa ni bañarnos. El agua es además una fuente de energía eléctrica en muchos países y el único medio de acceso a ciertas partes del mundo.

Aunque nadie discutiría lo indispensable del agua para la vida aquí en la Tierra, ¿sabía usted que hay algo mucho más imprescindible para la vida en la eternidad? La Biblia es clara: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él”, Juan 3.36.

No hay religión, ni bautismo, ni buenas obras que valgan para ir al cielo. No hay rezo, ni santo, ni virgen que lo acerque a uno a Dios. La Biblia es enfática: “Este Jesús… y en ningún otro hay salvación”, Hechos 4.12. El requisito es uno solo, y sólo uno. “El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida”, 1 Juan 5.12.

Si usted desea ir al cielo necesita estar seguro de que tiene lo único que es absolutamente indispensable para entrar allí. El Señor Jesucristo dijo: “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna”, Juan 6.47.

Compartir