¿Existe el infierno?

viaadmin Edición 6, Español Leave a Comment

existe-el-infiernoDe forma sorprendente, las encuestas muestran que la creencia en la existencia del infierno ha aumentado significativamente. Sin embargo, el número de personas que cree que va al infierno ha disminuido drásticamente. ¿Cómo es que aunque más personas ahora dicen creer en el infierno, son menos los que piensan que terminarán allí?

Muchos creen que “Dios es amor y nunca me enviaría al infierno” o “Me he portado bien y no me preocupa ir al infierno”, lo cual es contrario a lo que enseña la Biblia.

¿Realmente hay un lugar llamado infierno? Sí. El Señor Jesucristo habló de él, “Temed a aquel que… tiene poder de echar en el infierno”, Lucas 12.5, y lo describió como un lugar de “castigo eterno” y de “ fuego que nunca se apaga” (Mateo 25.46; Marcos 9.44).

¿Realmente echará Dios a personas en el infierno? Sí. “El que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”, Apocalipsis 20.15.

¿Las buenas obras pueden librar del infierno? No. “Ya que por las obras de la ley [buenas obras] ningún ser humano será justificado delante de él”, Romanos 3.20.

Dios es amor, pero también es justo y santo, y no puede ignorar el pecado. El castigo debe ser pagado. “La paga del pecado es muerte”, Romanos 6.23. Morir en sus pecados significa la eterna separación de Dios en el infierno (Apocalipsis 20.14; 21.8), el cual no fue hecho para el ser humano sino para el diablo y sus ángeles (Mateo 25.41).

Pero Dios nos amó e intervino a nuestro favor. “Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”, Romanos 5.8. Dios lo resucitó, mostrando que había quedado satisfecho con el pago de Cristo en la cruz.

Si piensa que puede rechazar la salvación de Dios y aun así escapar del juicio justo y necesario por el pecado, está equivocado. “El que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él”, Juan 3.36.

La salvación del pecado y el escape del infierno se ofrecen hoy. Acepte la provisión amorosa de Dios, y confíe hoy en Jesucristo como Salvador.

Compartir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *