¿Hay algo que sea Gratis?

viaadmin Edición Actual, Español

¿Cuánto estaría usted dispuesto a pagar por un par de zapatos usados?

hay-algo-que-sea-gratisPues, si le interesa adquirir los tenis que usó Michael Jordan en su más famoso partido de básquet en la final de la NBA en 1997, entonces tendrá que pagar unos $104000 dólares. ¿Y cuánto pagaría por un celular? Hasta ahora, uno de los teléfonos celulares más caros del mundo es el iPhone 4 Diamond Rose de 32 GB creado por Stuart Hughes, que cuesta ¡$8 millones de dólares! (El precio, obviamente, se debe a los 553 diamantes y al oro rosa que lo recubre).

Aunque usted y yo tal vez nunca podamos pagar tanto por algo tan pequeño, es un gran consuelo saber que lo más caro del mundo está al alcance de todos. Se trata de la vida eterna, el regalo de Dios, que ¡es gratis!

Nosotros jamás podríamos pagar la deuda de nuestros pecados. Ni siquiera los más ricos, porque la Biblia dice que “ninguno de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano, ni dar a Dios su rescate (porque la redención de su vida es de gran precio, y no se logrará jamás)”, Salmo 49.7-8.

Sin embargo, podemos ser “rescatados… no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo”, 1 Pedro 1.18-19. El Hijo de Dios pagó nuestra deuda completamente, sufriendo el castigo que nosotros merecíamos, y por eso “la dádiva [el regalo] de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”, Romanos 6.23.

La salvación no es un proceso, ni un premio por las cosas buenas que hayamos hecho. Si fuera así, ¿cómo sabríamos si ya hemos hecho suficiente? En cambio, la Biblia nos da la plena seguridad de que el pago de Cristo es suficiente. Él pagó con su propia sangre el precio que Dios demandaba para nuestra salvación. Dios quedó plenamente satisfecho, y hoy le ofrece a usted la salvación “sin dinero y sin precio”. ¿La recibirá?

Compartir