Yo tengo mi propia religión

viaadmin Edición 6, Español

“Uno puede creer lo que quiera: todo es válido”.

“Todo el mundo tiene su propia creencia”.

“Con tal que crea en algo”.

yo-tengo-mi-propia-religionExpresiones así se escuchan hoy en día. Suenan bien, y ayudan a la gente a sentirse bien, pero los que dicen tener “la verdad” son menospreciados como arrogantes e intolerantes. Por alguna razón, la gente acepta la idea de que cualquier religión es válida siempre y cuando no sea considerada como la única religión verdadera. ¿Sabe por qué? Así Satanás logra que la gente crea cualquier cosa, excepto la única cosa que los librará de su control.

No es cierto que todas las creencias son válidas. El hecho de que todo el mundo tenga su propia creencia es, según Dios, el problema más grande del hombre: hemos cambiado su verdad por nuestras creencias. “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino”, Isaías 53.6. El camino del hombre es amplio, tolerante, ignora el pecado y termina en destrucción. “Espacioso [es] el camino que lleva a la perdición”, Mateo 7.13.

En un sentido sí es cierto que no importa lo que usted crea. ¡Sus creencias no cambian la verdad de la Palabra de Dios! Creer algo no hace que sea cierto. Saltar desde lo más alto de un rascacielos lo matará, sin importar cuán enfáticamente usted crea lo contrario. Entrar a la eternidad confiando en que Dios no existe, o que sus creencias o sus obras son lo suficientemente buenas como para merecer la aprobación divina, no cambiará el desenlace: “El que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”, Apocalipsis 20.15.

No es cuestión de opinión. Jesucristo no dijo: “Yo soy un camino”, sino “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”, Juan 14.6. Jesucristo es el único camino a la vida eterna.

Nadie se puede salvar a sí mismo, porque la salvación no es por obras (Efesios 2.8-9). Dios es el que salva. Jesucristo es el único camino. “En ningún otro hay salvación”, Hechos 4.12. Crea en Él hoy.

Compartir